Trapeziometacarpal Ligaments Biomechanical Study: Implications in Arthroscopy

Mireia Esplugas, MD;  Alex Lluch-Bergada, MD; Nathalie Mobargha, MD, PhD;

Manuel Llusa-Perez, MD, PhD;  Elisabet Hagert, MD, PhD;  Marc Garcia-Elias, MD, PhD

Abstract

Purpose In the presence of early osteoarthritis, changes to the trapeziometacarpal joint (TMJ) often result in pain and is associated with joint instability and a tendency of dorsoradial subluxation. In these instances, arthroscopy may be indicated to: (1) assess the extent of cartilage disease and the laxity of ligaments and to (2) treat TMJ instability. The purpose of our study was to biomechanically analyze which ligaments are the primary stabilizers of the TMJ.

Methods Overall, 11 fresh-frozen human cadaver specimens were dissected and attached to a testing device with the thumb positioned in neutral abduction, neutral flexion, and neutral opposition. The four extrinsic and five intrinsic muscle tendons acting on the TMJ were simultaneously loaded with weights proportional to their physiological cross-sectional area. The dorsal, volar, and ulnar groups of ligaments were dissected. A motion-tracking device, FasTrak (Polhemus Inc., Colchester, VT), was used to study the spatial position of the base of the first metacarpal bone (MC1), before and after random sectioning of each of the ligaments. Statistical analysis of the MC1 translation along the transverse XY plane was performed using one-way analysis of variance and a paired t-test, with a significance level of p < 0.05.

Results After isolated sectioning of the volar or the ulnar ligaments, the MC1 moved dorsoradially with an average of 0.150 mm (standard deviation [SD]: 0.072) and 0.064 mm (SD: 0.301), respectively. By contrast, the destabilization of the MC1 after sectioning of the dorsal ligaments was substantially larger (0.523 mm; SD: 0.0512; p = 0.004).

Conclusions Sectioning of the dorsal ligament group resulted in the greatest dorsoradial translation of the MC1. Consequently, the dorsal ligaments may be regarded as the primary TMJ stabilizers.

Clinical Relevance This study suggests that stabilizing arthroscopic shrinkage of the TMJ should be targeted toward the dorsal TMJ ligaments

https://www.thieme-connect.com/products/ejournals/abstract/10.1055/s-0036-1581052

¿ Cómo cuidar mi yeso o mi vendaje?

En este video que confeccionamos junto a la DUE Esperanza Uriz para la página web de Activamutua podemos aprender aspectos prácticos de la vida diaria de ¿cómo cuidar un yeso ? ¿ qué medidas tomar al llevar colocado un yeso o un vendaje? ¿ cómo puedo solucionar mis dudas sobre mi yeso?

Útil, práctico, sencillo, claro y , ante todo, realizado con conocimiento sobre el tema.

 

Nuestras amigas las férulas de extensión dinámica de las articulaciones IFP de los dedos trifalángicos

Tantas veces recibo en la consulta dedos trifalángicos rígidos en flexión ….. Tantas veces el paciente se recupera tan sólo prescribiéndole una férula de extensión dinámica de la IFP…. Que he pensado sería bueno hablar sobre estas férulas.

La articulación interfalángica proximal de los dedos trifalángicos es una articulación troclear . Para poder flexoextensionar en su totalidad requiere:
– unas superficies articulares congruentes
– unos tejidos blandos circundantes flexibles, no retraídos y con capacidad de deslizamiento de los unos sobre los otros.
Si ello no se cumple, la articulación evolucionará a la rigidez. Hablamos de rigidez en flexión cuando la articulación tiene un déficit de extensión; etiquetamos de rigidez en extensión cuando la IFP presenta un déficit de flexión.

Habláremos hoy de la rigidez en flexión de la IFP.
Qué la provoca?
1/ La mayoría de los casos aparecen tras un traumatismo en hiperextensión de la IFP mal inmovilizada!!. Tal como explico en la entrada “cómo y porqué inmovilizar las MTCFs y las IFPs” que podéis encontrar en este blog, las IFP deben SIEMPRE ser inmovilizadas en extensión completa . Si la articulación no se halla en extensión, los ligamentos colaterales ( principal y accesorio) y la placa volar se encuentran en una situación acortada. Si permanecen acortados más de 2 semanas, en el contexto de un dedo traumático ( edematoso, con procesos reparadores celulares en acción) , quedarán rígidos y acortados: si ello pasa, no permitirán a la IFP tener una extensión pasiva completa.

2/otras causas de dedo rígido en flexión post traumático son:
– las lesiones de las poleas que provocan que los tendones flexores adquieran una posición en cuerda de guitarra
– las cirugías practicadas a nivel de los tendones flexores
– las fracturas articulares de la IFP

En todos estos casos debemos recordar la utilidad que nos ofrecerá el uso de una férula de extensión dinámica de la IFP.

20131020-114908.jpg
La férula permite al paciente la movilidad activa en flexión de todas las articulaciones del dedo. Cuando el dedo está en posición de reposo, la férula elogia progresivamente todas las estructuras volares de la IFP, es decir, la placa volar, la inserción a la placa volar del ligamento colateral accesorio, la piel y hasta la polea.
Pero para qué sea útil debe cumplir una serie de requisitos: por ello la talla de la férula es muy importante. En la zona proximal la férula debe apoyarse a nivel de la cara volar de la articulación metacarpofalángica, es decir a nivel de las últimas líneas transversales que tenemos en la palma de la mano. En la zona distal la férula debe apoyarse a nivel del cuello de la segunda falange (F2), es decir no debe sobrepasar la línea palmar de la articulación interfalalángica .
Debemos explicar al paciente que la fuerza que ejerce la férula puede graduarse : si antes de colocársela la flexiona del todo, tendrá menos fuerza de extensión. Debe colocarla así al principio del tratamiento pues sí empieza con una férula con gran poder de extensión le dolerá y no la llevará. A medida que vaya tolerando el uso de la férula, debe darle más tensión. Ello se consigue extendiendo el muelle antes de colocársela.
Al principio, no debe recomendarse su uso continuo para evitar edema del dedo y mala tolerancia por dolor. Debe irse aumentando el tiempo de uso progresivamente.
Todas las rigideces en flexión sin artrodesis articular de base mejoran con el uso de la férula de extensión dinámica de la IFP.

Este es el caso de una reparación de tendones flexor de un anular. El paciente presenta una rigidez en flexión de la IFP y de la IFD. La IFP tiene MOBILIDAD activa no así la IFD a la que se le practicó una tenodesis del FDP.

20131020-120241.jpg
Para disminuir la deformidad en gancho residual, se prescribió una férula de extensión dinámica del dedo.
Este es el resultado obtenido:

20131020-121248.jpg

20131020-121302.jpg

20131020-121313.jpg

20131020-121502.jpg
Este paciente presenta lesión de poleas A3 y A4. Antes de plantear una opción quirúrgica reparadora debe llevar una férula de extensión dinámica de la IFP . Con ella la rigidez en flexión articular a 60 grados que presenta mejorará . La cirugía será menos compleja y el resultado final será mejor.

Recordad: una férula de extensión dinámica bien puesta, bien explicada al paciente , y bien controlada evitará pacientes insatisfechos y artrolisis quirúrgicas de la IFP innecesarias.

Dedos en resorte

Los dedos en resorte son dolorosos. El dedo resalta cuando se flexiona. 

Su causa puede ser anátomopatológicamente diversa: un engrosamiento de la polea A1 ( origen sobretodo mecánico), un aumento del líquido sinovial dentro de la vaina flexora ( origen sobretodo inflamatorio) o un quiste tendinoso flexor.

La siguiente preparación anatómica muestra las poleas flexoras teñidas de azul ( A!; A2, A3 en dedos trifalángicos; vaina flexora independente de pulgar y meñique)

Imatge

 

La polea A1 del pulgar se halla en la base del dedo ; muy superficial, es fácilmente palpable (

no debe confundirse los posibles quistes flexores a este nivel ( central) con los huesos sesamoideos ( laterales))

Imatge

La polea A1 de los dedos trifalángicos se halla en el pliegue palmar distal ( o sea muy lejos de la

base del dedo). Es más difícil de palpar . La del 4º y 5º dedo están muy próximas entre sí.

Imatge

 

Considero este dato muy importante: en el momento de explorar y en el de  de tratar ( ya sea fisioterapéuticamente como al infiltrar). En un próximo blog explicaré cómo infiltro los dedos en resorte.